sábado, 25 de junio de 2016

Mis Libros Leídos: "Yo Soy Malala".

Lamb, Christina & Yousafzai, Malala (2013) Yo soy Malala. Edit. Alianza Editorial. Madrid, España.

Todo el mundo ya conoce la historia de Malala Yousafzai, quien fue víctima de los talibanes y luego, se convertiría en el ideal de libertad para muchos de los jóvenes de la actualidad, entre los que me incluyo. Cuando éste grupo terrorista se tomó el valle de Swat (Pakistán), en el que vivía Malala junto a su familia, las cosas comenzaron a empeorar y lo único que se podía hacer era alzar la voz, pero no en gesto de altanería, sino de inconformidad.

Es curioso que el día en que Malala estuvo a punto de morir, yo celebraba mi cumpleaños número diecisiete. En mi país, a pesar de la violencia, intentamos levantar la cabeza y sonreír. Pero, jamás se me ocurrió que alguien pudiera estar teniendo el peor de sus días, mientras yo estaba celebrando el mejor de los míos. El martes 9 de octubre de 2012, cuando ella tenía quince años de edad y yo cumplía dos más, le dispararon en la cabeza, mientras se dirigía a su escuela. Aunque pocos creían que podría sobrevivir, Malala luchó y por suerte, está con vida. Ahora vive en el Reino Unido y es, sin duda alguna, un símbolo de libertad y valentía para todos aquellos que alguna vez hemos vivido bajo la opresión de otros que piensan que tienen la razón, por encima de Dios. Ellos son los que están condenados a no ser, pero quienes alzan su voz ante la injusticia, llegan a ser mucho más.

Pues bien, éste libro, que le fue obsequiado a mi madre, es mi cuarta lectura del año y me ha permitido entender, al mejor estilo de García Márquez, que es la vida y no la muerte, la que no tiene límites. Malala se sobrepuso a todo lo imaginable. Luchó, sufrió y ganó, pero su deber no se ha visto completo. Malala sigue con vida porque, como ella lo asegura, su misión en este mundo es la de ayudar a otros, a aquellos que más lo necesitan, a aquellos que no pueden decir ¡NO!, que no pueden decir ¡Ya basta!, a los que no tienen voz.

Creo que si todos tuviéramos un poco de Malala en nuestros corazones, éste mundo sería mejor. Dejaríamos de considerar la guerra como un medio para conseguir la paz, y empezaríamos a ver al otro, al que está junto a nosotros, como un hermano. Yo soy Malala es el retrato de la vida de una persona que se ha propuesto no darse por vencida. Es el relato de nuestras vidas, el testimonio de cómo podemos avanzar con un libro y un lápiz entre las manos.

Recomiendo éste libro a todos los que me conocen, a los que no, y a aquellos que ni siquiera saben de mi existencia, hasta ahora, con el fin de que puedan encontrar el sentido que le hace falta a su existencia, leyendo las palabras de una niña a la que la vida le ha brindado una segunda oportunidad sobre la tierra; una niña que dice a viva voz: ¡Yo soy Malala!

No hay comentarios.:

Publicar un comentario